» Nuestro Hospital Obtiene por Segunda Vez su Certificación en Calidad

Nuestro Hospital Obtiene por Segunda Vez su Certificación en Calidad

acre

 

 

 

 

 

 

Con un 95,6% de cumplimiento, el establecimiento se convirtió formalmente en el primer hospital del sector público de salud en obtener su re acreditación. Y aunque este resultado ya había sido dado a conocer a principios de marzo, el pasado viernes se concretó la ceremonia oficial por parte de la Superintendencia de Salud.

Aunque la espera fue larga, los ánimos se mantuvieron intactos y el pasado viernes 20 de noviembre todo estuvo dispuesto que las autoridades de la Superintendencia de Salud visitaran el hospital Exequiel González Cortés y entregaran formalmente la certificación del establecimiento a las autoridades locales.

La ceremonia se realizó en el auditorio central del recinto, lugar hasta el que llegaron el Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic y el Intendente de Prestadores, Dr. Enrique Ayarza, quienes fueron acompañados por directivos del hospital y del Servicio.

En su saludo el Intendente de Prestadores destacó y felicitó al hospital por el alto porcentaje de cumplimiento, que en esta ocasión alcanzó el 95,6%, mientras el Director del Servicio de Salud Metropolitano Sur, Dr. Osvaldo Salgado, enfatizó el mérito que implica el mantener y mejorar los indicadores, situación que redunda virtuosamente en una atención más segura y de calidad a nuestros pacientes.

El Superintendente Pavlovic se sumó a la felicitaciones y relevó el involucramiento de los equipos en este proceso, aspecto central para el resultado exitoso del mismo. En esta línea, afirmó que “la calidad depende de toda la comunidad funcionarial y esto se traduce en salvar vidas y generar un experiencia positiva en las personas. Ese es el cambio de paradigma que queremos para el sistema de salud en Chile”.

La Directora del establecimiento, Dra. María Begoña Yarza, recalcó por su parte que “es un mito que la calidad tenga que ver con la infraestructura o la modernidad de los equipos. Para nosotros el proceso de Acreditación se transformó en un imperativo ético, no podíamos cambiar la infraestructura de nuestro hospital, lo que estaba en nuestro ámbito de acción tenía que ver con las personas y con todos aquellos procesos que podían mejorar la atención que entregamos. Ingresamos al proceso de acreditación porque no podíamos ser cómplices de que nuestros niños se atendieran de forma insegura, en esta institución las personas son importantes y hacen la diferencia”, recalcó.